Carreteras solares, un rotundo fracaso

En mayo de 2014 se dio a conocer Solar Roadways, un ambicioso proyecto que buscaba fabricar la primera carretera solar de Estados Unidos, y América. La primera etapa de la carretera fue inaugurada en octubre de 2016, y hoy día ya se le conoce como el más grande fracaso del país, esto porque no está generando nada de energía y el 83% de sus paneles ya están rotos.

POR: INNOVATICIAS.COM

Las carreteras solares se han vuelto el proyecto favorito de aquellos que buscan generar más energía “verde”, algo obvio si vemos todas las ventajas que nos puede ofrecer el tener paneles solares sobre el suelo, ya sean aceras, pequeños carriles, o toda una carretera. Sin embargo, muchos han manifestado sus dudas ante este tipo de proyectos, y hoy tenemos uno de esos ejemplos que nos hacen cuestionar su viabilidad.

En mayo de 2014 se dio a conocer Solar Roadways, un ambicioso proyecto que buscaba fabricar la primera carretera solar de Estados Unidos, y América. La primera etapa de la carretera fue inaugurada en octubre de 2016, y hoy día ya se le conoce como el más grande fracaso del país, esto porque no está generando nada de energía y el 83% de sus paneles ya están rotos.

Casi 6 millones de dólares en inversión

Ya hemos visto exitosos proyectos de carreteras solares, por ejemplo SolarRoad en Holanda o el proyecto de la ruta RD5 en Francia, proyectos que nacieron después de Solar Roadways, y que han aportado nuevas ideas a este tipo de desarrollos. Pero el caso de Solar Roadways es único y peculiar, ya que se trata de un magnífico caso de saber vender algo que no ha sido probado en condiciones reales.

Solar Roadways fue lanzado en 2014 como un proyecto de Indiegogo después de que sus creadores, la pareja conformada por Scott y Julie Brusaw, montaron en la plaza de su cochera con estos atractivos, y fabricados por ellos mismos, hexágonos solares. La campaña de financiación prometía instalar estos paneles en 417 kilómetros de carretera en Estados Unidos, principalmente en el estado de Missouri, lo que incluía algunos segmentos de la mítica ruta 66.

La campaña fue un rotundo éxito consiguiendo más de dos millones de dólares, además de 750.000 en financiación por parte del gobierno, quien también dio la autorización y los permisos, y tres millones más por parte de diversos grupos de inversores privados. En el siguiente vídeo pueden ver parte de la campaña y las bondades que prometían por medio de estos paneles.

Después de más de dos años de desarrollo Solar Roadways abrió su primera etapa en octubre de 2016 en una plaza pública, algo que buscaba presentar cómo luciría la carretera. Pero a la semana de haberse inaugurado 25 de los 30 paneles instalados ya estaban rotos, además de que el sistema eléctrico ha presentado todo tipo de fallos que hacen que hoy día esté fuera de servicio.

Desde los primeros días los problemas se hicieron presentes en Solar Roadways con 18 paneles que no funcionaban, y donde la lluvia hizo estragos ya que no cuenta con un eficiente sistema de drenaje, lo que resultó en la ruptura de cuatro paneles más. A día de hoy la demostración de lo que será Solar Roadways está cerrada, el gobierno y los responsables del proyecto aún no han aclarado qué fue lo que sucedió.

Incluso podemos dar seguimiento en la web de Sandpoint, donde tienen una webcam que apunta a este proyecto y que hasta el momento esta fuera de servicio, con un mensaje que dice que están actualizando el hardware y que entre 7 y 10 días está lista nuevamente.