Reajuste de tarifas electricas

 

El presidente de la Comisión de Energía y Minas, diputado Pedro Britos (ANR-Guairá), pidió  al titular de la ANDE, Víctor Romero, amplair la franja de usuarios que no serán afectados por el aumento, elevando el consumo mínimo requerido para el reajuste tarifario.

A ese efecto, según informes de Prensa de la Cámara, sugirió impulsar una modificación del decreto Nº 6.904, por el cual se autoriza el reajuste de la tarifa eléctrica.

El congresista plantea que se amplíe la franja de usuarios que no serán afectados por el aumento, elevando el consumo mínimo requerido para el reajuste tarifario.

“El aumento no existe para quienes consumen hasta 300 kW/hora, que es un precio de 129 mil guaraníes al mes. Recomendamos aumentar y modificar el decreto, ya que hay mucha gente trabajadora que paga como mínimo 200 a 300 mil guaraníes por consumo eléctrico; entonces queremos que esto se extienda hasta esa franja de ciudadanos de clase trabajadora”, explicó el legislador.

Otras propuestas son el cuidado y aumento progresivo de las tarifas sociales, así como una estrategia comunicacional que permita a la ciudadanía conocer de mejor manera aspectos como a partir de qué índice de consumo se elevará la tarifa; en qué porcentaje y cómo ahorrar energía; entre otros aspectos.

Balanceo tarifario es estudiado desde 2015

Por su parte, el ingeniero Víctor Romero, titular de la ANDE, aseguró que el reajuste en el costo de la energía eléctrica no es un tema reciente y que ya en 2015 se había contratado, por exigencia de organismos multilaterales de crédito, una consultoría que realizó el estudio de nuestra estructura tarifaria.

“A partir de allí se presentó la situación al gobierno y solicitamos un rebalanceo en base a las determinaciones de estos estudios, lo que finalmente fue aprobado la semana pasada”, señaló.

Al ser cuestionado por los constantes cortes de energía, Romero reconoció la deficiencia en el servicio y dijo que esto, probablemente, se da por la falta de inversión en el sector.

Agregó que si bien su administración realiza inversiones, éstas no son suficientes para acompañar el crecimiento de la demanda que en nuestro país está en el orden del 10 % anual.

“Nosotros invertimos en base a la disponibilidad de recursos. En los últimos tres años, en promedio, invertimos 203 millones de dólares; sin embargo, esto no es suficiente para tener la calidad de servicio que los paraguayos quieren”, puntualizó.