Mas conciencia sobre el ambiente..

La Secretaría del Ambiente (SEAM) dio cuenta que destaca que, en 2017 disminuyó la cantidad de incautación de peces y carnes silvestres; así como redes de monofilamento, durante los procedimientos de control a nivel país.

La ciudadanía es más conciente de la protección y conservación de la fauna íctica. Las mercaderías decomisadas durante esta Semana Santa fueron donadas a hogares y guarderías de niños de escasos recursos, expresa el informe.

Explicaron desde la institución que estos tipos de controles se realizan todo el año, pero se intensifica en fechas como la Semana Santa, teniendo en cuenta que aumenta la cantidad de personas que realizan la actividad pesquera.

El operativo se puso en marcha el miércoles santo y continuó hasta este lunes de pascuas. Las fiscalizaciones se realizan de forma terrestre y fluvial, en los ríos Paraná y Paraguay, de manera conjunta con la Policía Nacional, Prefectura Naval y el Ministerio Público, a fin de regular la caza y pesca en el marco del cumplimiento de la Ley 3.556/08 de Pesca y Acuicultura.

El director de fiscalizaciones de la SEAM, Edgardo Duré, detalló que hasta el momento se realizaron incautaciones de distintas especies de peces en Concepción, San Pedro, Central, Alto Paraná, Ñeembucú, Itapúa y Misiones. Todo lo decomisado fue entregado como donativos a varias entidades benefactoras.

“Requisamos varios productos pesqueros como redes no permitidas; también decomisamos peces y carnes de animales silvestres. Sin embargo, la ciudadanía va tomando conciencia acerca del cuidado al ecosistema”, manifestó Duré.

La SEAM impulsa acciones por el respeto al ecosistema del Paraguay y sus ciclos naturales. Las medida mínima reglamentaria establececida para el surubí es de 80 centímetros; el manguruyú, 100 centímetros; la boga, 45 centímetros; y el salmón de río, 45 centímetros, dice finalmente el reporte de la SEAM.