Descubren debilidad del VIH-1

Un nuevo estudio publicado en la revista científica Nature y encabezado por un grupo de científicos del Medical Research Council (MRC) en Reino Unido, revela una importante debilidad en la cápside vírica del VIH-1 que podría mejorar significativamente la efectividad de los medicamentos anti-retrovirales.

Por: Francisco Espinoza/TekCrispy.com

Vale explicar en primera instancia que el VIH, causante del SIDA, es un virus de la familia de los Retroviridae, que comprende los retrovirus.

Estos son capaces de replicarse dentro de la célula que atacan valiéndose de un proceso llamado transcripción inversa, que no es más que la formación de ADN (molécula que contiene toda la información de un organismo) a partir de ARN (molécula que permite la formación de proteínas a partir de la lectura del ADN).

Para que la transcripción inversa se lleve a cabo, se necesita la presencia de nucleótidos, moléculas que forman la estructura del ADN y ARN.

Por mucho tiempo se desconoció como el VIH gestiona en su interior estos nucleótidos, sin embargo los científicos del MRC han puesto en evidencia que el VIH-1 dispone de poros en su cápside vírica (una cubierta proteica que protege al virus), que se abren y se cierran como el iris de un ojo, para permitir la entrada de los nucleótidos.

Más importante aún, han probado un compuesto conocido como hexacarboxybenzeno que es capaz de bloquear la entrada de nucleótidos a través de estos poros, y el resultado ha sido la incapacidad del virus en replicarse, y su consecuente muerte celular.

El hexacarboxybenzeno no es un compuesto que se vaya a comercializar como droga antirretroviral, sin embargo da la pauta para el desarrollo de drogas que sí utilicen este mecanismo para impedir la replicación del VIH.