Fiscal se pronunció contra arresto domiciliario

El Ministerio Público divulgo este miércoles que el agente fiscal de la Unidad Penal Ordinaria No.1 y de la Unidad Especializada en la Lucha contra el Narcotráfico de Salto del Guairá, Julio César Yegros interpuso un recurso de apelación general contra un Auto Interlocutorio (resolución judicial), dictado por el Juzgado Penal de Garantía de la circunscripción judicial de Salto del Guairá que benefició con arresto domiciliario a Bruno José Da Costa Amaral.

Además, el representante del Ministerio Público solicitó a la Cámara de Apelación la revocación en su totalidad de dicho Auto Interlocutorio, agrega el reporte oficial.

El procesado fue detenido en febrero de este año, luego de haberse llevado a cabo un allanamiento en una vivienda particular, propiedad de Leandro Da Costa Amaral (39), ubicada en la capital del departamento de Canindeyú. En el lugar, los intervinientes encontraron 530 bolsas arpilleras que contenían fajos de billetes de 50 y 100 bolívares con curso legal, de origen venezolano. Se presume que el dinero debía ser utilizado como parte de pago por armas y estupefacientes. El mismo fue imputado por la supuesta comisión de los hechos punibles de lavado de dinero y asociación criminal.

Según consta en el escrito de apelación, “para la institución existen suficientes hechos o motivos para suponer la existencia del peligro de fuga o la posible obstrucción a la investigación por parte del imputado por lo que requerimos la prisión preventiva para el mismo. El peligro de fuga, es el que se mantiene en forma vehemente y latente, puesto que el procesado habría ocultado las evidencias, objeto de los hechos punibles, y además, hasta la fecha, no ha colaborado con la justicia brindando información alguna del origen de la gran cantidad de billetes incautados que tuvieron repercusión a nivel nacional e internacional”.

Tras un análisis pormenorizado de la carpeta fiscal, realizado por el representante del Ministerio Público encargado de la investigación, hasta el momento no se han desvirtuado las circunstancias, ni fueron agregados nuevos elementos que permitan presumir o demostrar que la situación jurídica procesal del encausado ha variado.

“Consideramos que aún restan elementos de prueba a ser incorporados dentro de la presente causa penal, esto es considerando que estamos en una etapa incipiente de la investigación del hecho, recolectando elementos de prueba a ser incorporados en la carpeta fiscal”, refirió el fiscal Yegros.

También, en el recurso de apelación figura que el Ministerio Público se agravió en contra de lo dispuesto en la resolución judicial expedida por el Juzgado Penal de Garantía, en razón de que la misma se ha dictado en flagrante violación de preceptos legales que hacen referencia a la viabilidad de la aplicación de la medida alternativa o sustitutiva de la prisión preventiva, por medidas menos gravosas como la del arresto domiciliario.

Asimismo, en el documento consta que, para la institución acusadora la causa indagada reúne todos los requisitos exigidos para dictar el auto de prisión preventiva tipificada en el artículo 242 del Código Procesal Penal, pues a prima facie se halla demostrado fehacientemente la comisión de los hechos punibles de lavado de dinero y asociación criminal, por parte del imputado Bruno José Da Costa Amaral.

El Juzgado Penal de Garantía, en su resolución judicial en la parte resolutiva, dispuso hacer lugar al pedido de revisión de la medida cautelar de prisión preventiva planteada por el abogado Jorge González, en representación del imputado Bruno José Da Costa Amaral y revocar el auto interlocutorio en el cual aplican la medida cautelar de prisión preventiva contra el procesado. Además, ordenó el arresto domiciliario a favor del encausado y decretó la caución real y el embargo preventivo sobre el inmueble de Da Costa Amaral hasta cubrir la suma de G. 500.000.000 y sobre el inmueble de Herilo Da Costa por la suma de G.1.000.000.000, finaliza.