Vacuna para la meningitis efectiva para gonorrea

La gonorrea es un importante problema de salud pública mundial que se exacerba por presentar resistencia a los medicamentos. Aunque se han realizado grandes esfuerzos, el desarrollo efectivo de una vacuna contra esta enfermedad ha sido infructuoso.

Por: Jhoanell Angulo/TekCrispy.com

Sin embargo, Investigadores de la Universidad de Auckland en Nueva Zelanda, fortuitamente encontraron que una vacuna contra la meningitis, inesperadamente redujo el riesgo de contraer gonorrea.

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual de alta prevalencia y muchos de los que la contraen no experimentan síntomas fácilmente reconocibles. Si no es tratada, la enfermedad puede causar infertilidad y puede aumentar la transmisión de la infección por el VIH.

 Algunas cepas de gonorrea son resistentes a los fármacos disponibles, convirtiendo el desarrollo de vacunas en una prioridad de salud mundial urgente.
A principios de los años 2000 se registró una epidemia de meningitis de Nueva Zelanda que provocó la vacunación masiva de más de un millón de personas y estableció fortuitamente la escena para el estudio actual. La vacuna utilizada, conocida como MeNZB, fue diseñada para proteger contra la infección meningocócica del grupo B, la causa de la forma más letal de meningitis.

Pero intrigantemente, durante los próximos años, los científicos notaron menos casos de gonorrea de lo esperado en aquellos que habían sido vacunados contra la meningitis.

A pesar de que la meningitis y la gonorrea son enfermedades muy diferentes, ambas son causadas por bacterias de la misma familia y comparten gran parte del mismo código genético, proporcionando una posible explicación para la protección cruzada que el equipo observó.

El equipo de investigación estudió a más de 14.000 personas, con edades comprendidas entre 15 a 30 años, las cuales habían sido diagnosticadas con gonorrea en clínicas de salud sexual en Nueva Zelanda y que habían sido elegibles para la vacuna MeNZB durante el programa de vacunación de emergencia. Los investigadores encontraron que los individuos vacunados eran más del 30% menos propenso a desarrollar gonorrea.

Más de 78 millones de personas en todo el mundo se contagia con gonorrea anualmente; la mayoría de las infecciones se presentan en hombres y mujeres menores de 25 años. Los resultados observados son de gran importancia, ya que cada día la infección se está haciendo mucho más difícil de tratar.

El Dr. Steven Black, coautor del estudio expresa: “La potencial capacidad de que una vacuna contra el meningococo del grupo B pueda proporcionar una protección moderada contra la gonorrea, tendría beneficios sustanciales para la salud pública. Aunque todavía estamos lejos de desarrollar una vacuna contra la gonorrea, ahora tenemos algunas pruebas de que es posible”.