Otro caso de doping sacude al futbol paraguayo

El golero de Independiente de Campo Grande, Diego Morel Bejarano se constituye en el 11º futbolista con resultado adverso en las pruebas antidopaje, desde que este sistema se implementó, años atrás.

Morel jugó solamente dos encuentros en el pasado campeonato, ambos contra Cerro Porteño, y la prueba adversa fue obtenida en el último de estos, por la 19ª fecha del Torneo Apertura.

Antes pasaron tambien por lo mismo, según un matutino capitalino, los siguientes futbolistas: Elvio Benítez, Kevin Díaz, Marino Floro Duré, Víctor Villalba, Antony Silva, Glacinei Martins “Inca”, Tomás Bartomeus, Blas Irala, Julio César Cáceres y Mauricio Victorino.

El futbolista se encuentra suspendido, por disposiciones expresas de la ley antidopaje, hasta tanto se confirme o se desmienta la sospecha que pesa sobre él. Esto, después de abierta la “contraprueba” definirá su futuro. Trascendió que la droga detectada sería una adictiva, por lo que corre peligro de recibir una sanción muy dura.