Cajubi: Fiscales en audiencia en Londres

El Ministerio Publico divulgó este viernes en su página oficial que este jueves 13 de junio, los agentes fiscales Victoria Acuña y Aldo Cantero participaron de una audiencia de apelación ante la Corte Suprema del Reino Unido por el caso de Marcelo Barone y Elisabel Vázquez, quienes se encuentran procesados en Paraguay por supuesto lavado de dinero y lesión de confianza.

A la citada pareja se les atribuye el presunto desvío de US$ 40 millones de la Caja de Jubilados de Itaipú, que les habrían remesado los exdirectivos para inversiones inmobiliarias, que supuestamente nunca se concretaron, recuerda.

La precitada audiencia, que se llevó a cabo en Londres, se originó con un recurso de apelación interpuesta por la defensa técnica de los encausados contra una resolución judicial expedida por la jueza distrital superior del Reino Unido, Emma Arbuthnot, alude.

La misma, en diciembre pasado, ordenó la extradición del matrimonio a Paraguay, a los efectos de que afronten los cargos judiciales por el presunto vaciamiento de la Cajubi.

Durante el desarrollo de la diligencia, el abogado de Barone y Elizabel Vázquez planteó tres cuestiones; la primera consistió en que sus defendidos no se quedaron con el dinero de la Cajubi. Sin embargo, el Juez señaló que el fiscal Aldo Cantero remitió toda la documentación que acreditaba dicha circunstancia. La segunda alegación se basó en la prescripción de los hechos atribuidos a los mismos por los fiscales paraguayos. Este punto, también fue refutado por los representantes del Ministerio Público, señala el reporte de la Fiscalía.

Finalmente, el tercer cuestionamiento consistió en la situación edilicia en la que se encontrarían las penitenciarías en Paraguay, tanto Tacumbú como el Buen Pastor. Con relación a este último, los directores de ambos penales y el ministro de Justicia, Ever Martínez remitieron notas donde confirman que nuestro país se compromete a que en caso de ser extraditados los supuestos delincuentes, estos contarán con todas las garantías y exigencias para permanecer en lugares higiénicos y con las necesidades básicas humanas cubiertas.

Además, los jueces resolvieron que se tomarán un tiempo prudencial para analizar y resolver la apelación planteada. Este análisis duraría unas 2 semanas aproximadamente o en caso contrario la resolución final se daría luego de las ferias judiciales de verano que van desde agosto hasta setiembre, es decir para octubre, concluye diciendo la información.