Transmisión sexual del ébola

Estos hallazgos llevaron al equipo del estudio a sugerir la revisión de las directrices de la Organización Mundial de la Salud 2016 relacionadas con la transmisión sexual del ébola, que pide a los hombres que sobreviven a la enfermedad del virus ébola (EVD) que tomen medidas como la abstinencia y el uso de condones por lo menos 12 meses después de la aparición de la enfermedad o hasta que su semen ha resultado negativo para el del virus dos veces.

INNOVATICIAS.COM

El virus del ébola puede persistir en el semen de los supervivientes dos años después de la infección, según ha puesto de manifiesto una investigación realizada por científicos de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, la Administración de Investigación Clínica con sede en Ohio y el Hospital ELWA en Liberia.

Estos hallazgos llevaron al equipo del estudio a sugerir la revisión de las directrices de la Organización Mundial de la Salud 2016 relacionadas con la transmisión sexual del ébola, que pide a los hombres que sobreviven a la enfermedad del virus ébola (EVD) que tomen medidas como la abstinencia y el uso de condones por lo menos 12 meses después de la aparición de la enfermedad o hasta que su semen ha resultado negativo para el del virus dos veces.

En concreto, 149 participantes masculinos inscritos en el estudio, supervivientes de ébola en Monrovia, Liberia, donaron semen y de ellos, 13 dieron positivo en las pruebas y 11 continuaron con el virus a dos años de aparecer la infección.

“Nuestro hallazgo de persistencia a largo plazo y la detección intermitente de ARN viral en el semen sugiere que tenemos que cambiar nuestra forma de pensar acerca del ébola, ya que ya no sólo es una enfermedad aguda, sino también uno de los posibles efectos a largo plazo”, han comentado los expertos.

Asimismo, los hombres cuyas muestras resultaron positivas para el ARN del virus ébola tenían más probabilidades de ser mayores que aquellos con un resultado negativo. Aquellos que tuvieron el virus detectado en su semen también se quejaron de problemas de la visión en una tasa más alta que los supervivientes masculinos sin la evidencia del virus en su semen.
El virus del ébola puede persistir en el semen de los supervivientes dos años después de la infección, según ha puesto de manifiesto una investigación realizada por científicos de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, la Administración de Investigación Clínica con sede en Ohio y el Hospital ELWA en Liberia.