¿Afrodisíacos..?

¿Afrodisíacos? Cuáles son los alimentos que prometen potenciar la salud sexual
Muchos alimentos son considerados como potenciadores del deseo sexual. Sin embargo, sus efectos a veces son más un mito que una realidad. Las verdaderas propiedades de cada uno y cómo aprovecharlos al máximo.

INFOBAE.COM

La estimulación sexual no sólo empieza en el momento que los involucrados se disponen a tener relaciones. Los estímulos que hacen crecer la excitación y la atracción pueden ser psicológicos, catalizados por elementos visuales, aromas o hasta texturas, pero también internos, potenciados por bebidas, alimentos u otras sustancias.

Una cena puede ser la antesala de una excelente relación sexual y eso es porque hay una serie de alimentos considerados afrodisíacos (llamados así en referencia a Afrodita, la diosa griega del amor) que por su estructura, pero también por sus nutrientes, estimulan el deseo y la lujuria. Algunos son exóticos y otros más accesibles.

“Los afrodisíacos también suelen contener nutrientes que mejoran la salud de los órganos sexuales”, explicó Kat Van Kirk, terapeuta sexual y sexóloga experta de AdamandEve.com a la edición estadounidense del Huffington Post. “Se cree que los alimentos afrodisíacos intensifican las sensaciones que provoca la excitación sexual, como el aumento de la temperatura corporal, del ritmo cardíaco o de la energía del cuerpo, haciéndote sentir más ganas de practicar sexo”.

Hay alimentos que por su textura o aroma pueden despertar estímulo sexual (iStock)
Pero ¿cuánta evidencia existe de ello? Además de que muchos especialistas apuntan que el efecto placebo también puede ser el causante de su efetos, muchos apuntan que el impacto de los más famosos afrodisíacos tienen más de mito que de realidad. A continuación, mitos y verdades de cada uno de esos famosos alimentos catalizadores de deseo:

1. Sandía

Según pudieron comprobar científicos de la Universidad de Texas, Estados Unidos, esta fruta de verano podría funcionar con un “viagra natural”. Solamente una tajada tendría efectos sobre la erección masculina y podría aumentar la libido.

El consumo en cantidad estipuladas de esta fruta “relaja y dilata los vasos sanguíneos, mejorando el flujo de sangre al pene y dando más fuerza a las erecciones”, puntualizó el Bhimu Patil especialista en sexualidad de la Universidad A&M en Texas. Esto significa que actúa exactamente igual que la conocida pastilla pero de forma natural y sin efectos secundarios para el organismo,

Consultado por Infobae, el médico psiquiatra y sexólogo Walter Ghedin (MN 74.794), explicó que esta fruta posee altos contenidos de citrulina “un aminoácido no esencial, que en su metabolismo se convierte en arginina, que es vasodilatador”. Esto es fundamental para la erección masculina. Sin embargo, también se conoce que este componente -conocido como el “aminoácido del amor”- se encuentra en mayor concentración en la corteza de la sandía dificultando su consumo.
La corteza de la sandía tiene nutrientes vasodilatadores (iStock)
2. Chocolate

Esta es una opción tramposa. Aunque se ha dicho que sus nutrientes tiene la capacidad de mejorar el humor, producir una sensación de “enamoramiento” y, por ende, de generar un acercamiento sexual. Por desgracia, a pesar de que la variante oscura del chocolate contiene contiene teobromina en su cortez, que actúa como estimulador, los estudios actuales parecen indicar que el chocolate no tiene ningún efecto significativo en la libido, según Steve McGough, sexólogo clínico y profesor asociado del Instituto de Estudios Avanzados de Sexología Humana.

No obstante, el chocolate sí contiene feniletilamina -un neurotransmisor que aparece a partir de la fermentación microbiana- que puede provocar una sensación de bienestar general y así impactar positivamente en un momento íntimo, aliviando la tensión.

Ahora bien, la textura del chocolate incrementa sensaciones placenteras en la mucosa de la boca siendo un excelente recurso para empezar a conectarse con las otras sensaciones eróticas que se activan en el resto del cuerpo. Según explicó Ghedin, “el sexo necesita de este registro sensorial que aporta el propio cuerpo para poder sentir el cuerpo del otro. Por lo tanto el chocolate es un excelente recurso para potenciar el deseo y concentrar la atención en la experiencia sexual de pareja o para masturbarse”.

El chocolate es un buen aliado para el juego previo al sexo (Shutterstock)
3. Ostras

El afrodisíaco por excelencia, o por lo menos el más famoso. Según la leyenda, Giacomo Casanova, el famoso seductor veneciano del siglo XVIII, desayunaba ostras crudas todas las mañanas para mantener su resistencia y su libido. Además, también se ha señalado que el parecido entre las ostras y el órgano genital femenino, tanto en su aspecto como en su tacto, tiene efectos estimulantes.

Pero ¿son verdaderos afrodisíacos? Sí, hasta cierto punto, según explico al HuffPost Diana Hoppe,obstetra, ginecóloga y autora de la obra Healthy Sex Drive, Healthy You: What Your Libido Reveals About Your Life: “Las ostras contienen altos niveles de zinc, un mineral necesario para la producción de testosterona, esperma y para el sistema inmunitario”.

Además, contienen grandes cantidades de tirosina, un aminoácido esencial para que el cuerpo produzca dopamina. Sin embargo, “una persona tendría que ingerir una enorme cantidad de ostras para que la dopamina tuviera algún efecto notorio, pero comer ostras tampoco apaga la llama de la pasión”, señaló.

Las ostras crudas eran consideradas el afrodisíaco por excelencia (iStock)
4. Espárragos

En Francia, en el siglo XIX, a los novios les servían tres platos de espárragos el día anterior a la boda para aumentar su deseo sexual. Resulta que los espárragos son ricos en varios nutrientes necesarios para la estimulación sexual, como la vitamina E, B y potasio. Puntualmente el flujo sanguíneo genital y la formación de hormonas.

Otras verduras con nutrientes similares deberían tener también efectos similares, pero Steve McGough recomendó no pasarse de la raya: “Una observación personal es que si comés mucho de algo que te gusta y te hace sentir bien, no conviene comer siempre mucho de eso a no ser que sea por alguna deficiencia nutricional. Algunos alimentos afectan a la psicología de las personas de una forma u otra (y a veces viene muy bien), pero con el tiempo, corrés el riesgo de adaptarte y dejar de notar nada”. Y agregó: “Lo ideal es ser moderados y mantener una dieta sana y variada todos los días. Guardá los espárragos, las ostras crudas y las cortezas de sandía para las ocasiones especiales”.

Los espárragos son ricos en potasio y vitamina E (iStock)
5. Ají picante

El ají picante contiene una sustancia aceitosa incolora e inodora llamada “capsaicina” que estimula las terminaciones nerviosas de la lengua y produce una sensación de cosquilleo que libera epinefrina (o adrenalina) y endorfinas, los opiáceos naturales del cuerpo. Aparentemente ese subidón de endorfinas que provoca el picante ayuda con la excitación y marida bien con otro alimento afrodisíaco, que es la palta.


El ají picante es rico en capsaicina, un nutriente beneficioso para la salud (Shutterstock)
6. Frutillas

Debido a su forma de corazón y a su color rojo, los antiguos romanos consideraban la fresa como un símbolo de Venus, la diosa del amor. Pero más allá del aspecto, están repletas de vitamina C, necesaria para la circulación de la sangre por todo el cuerpo. ¿Funciona? “Como sucede con muchos afrodisíacos, contiene nutrientes muy importantes para la producción de hormonas sexuales, pero no se puede garantizar que incremente el deseo sexual. Lo que es seguro es que las fresas son buenas para la salud en general”, apuntó Hoppe.


Las frutillas tiene nutrientes beneficiosos para la salud sexual pero pueden no tener un impacto significativo (iStock)