Declararon vándalos en Pedro Juan

Fiscal Samuel Valdéz

El Ministerio Publico dio cuenta este lunes que los agentes fiscales Samuel Valdéz, Camila Rojas, Martín Areco y Kattya Uemura toman declaración indagatoria de las 507 personas aprehendidas ayer tras los incidentes entre simpatizantes del Club Olimpia, en el estadio Río Parapití de la ciudad de Pedro Juan Caballero.

El Ministerio Público trabaja en forma conjunta con efectivos de la Policial Nacional de la zona, cotejando las imágenes fotográficas y las filmaciones a fin de identificar a los que habrían producido los disturbios.

Por instrucciones del Fiscal General del Estado, Javier Díaz Verón, el fiscal adjunto de Amambay Augusto Salas conformó equipo de trabajo que investiga los hechos vandálicos.

Por otro lado, seún el reporte oficial, el agente fiscal de la Unidad Penal Especializada en Seguridad y Convivencia de las Personas, Emilio Fúster, presentó este lunes, una nota al presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), Lic. Robert Harrison, para solicitar la suspensión de manera indefinida a las barrabravas del club Olimpia.

La nota fue enviada por motivo de los hechos de violencia ocurridos ayer en Pedro Juan Caballero, durante el encuentro disputado entre los clubes Olimpia y Sol de América; donde un grupo de personas identificadas como hinchas de Olimpia, se arrojaron entre sí todo tipos de objetos; algunos de ellos inclusive portaban armas de fuego y armas blancas. El fiscal Fuster sugirió la sanción a las barras con el fin de evitar que sigan ocurriendo hechos punibles en los estadios deportivos.

En otro orden se informó que, por instrucciones del Fiscal General del Estado, Javier Díaz Verón, el fiscal adjunto de Amambay Augusto Salas conformó un equipo de trabajo conformado por los agentes fiscales Samuel Valdéz, Camila Rojas, Martín Areco y Kattya Uemura. Los representantes del Ministerio Público están trabajando en forma conjunta con efectivos de la Policial Nacional de la zona, cotejando las imágenes fotográficas y las filmaciones a fin de identificar a los que habrían producido los disturbios.