Preocupa militarización del noreste asiático

Desde el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia se afirma que Moscú y Pekín condenan la militarización de esta región, en donde crecen las tensiones en torno a la crisis en la peninsula coreana.

RT SEPA MAS

Moscú: "La militarización del noreste asiático puede conllevar un conflicto bélico a gran escala"

KCNA / Reuters

Rusia y China condenan la militarización del noreste de Asia, donde crecen las tensiones en torno a la crisis en la peninsula coreana. Ambos países coinciden en que se trata de un proceso destructivo y conduce a un conflicto bélico en la región, afirma un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso.

“Rusia y China condenan la militarización del noreste de Asia, que es destructiva para la estabilidad y la seguridad regionales y que potencialmente conduce a un conflicto militar a gran escala”, expone la declaración de la Cancillería, emitida al término de la octava sesión de conversaciones ruso-chinas sobre la seguridad en esta región.

El documento recoge que “ambas partes han confirmado su compromiso con el proceso de resolución pacífica” a través de las vías político-diplomáticas del creciente conflicto en la península coreana. Además, el comunicado resalta “la inadmisibilidad de cualquier amenaza de uso de la fuerza, independientemente de su procedencia“.

Como alternativa a la confrontación, la Cancillería rusa destaca “la necesidad de realizar un trabajo conjunto de todos los países involucrados para iniciar un proceso de negociación lo antes posible”. El Ministerio propone para ello la hoja de ruta sobre Corea del Norte —que excluye el uso de la fuerza y ofrece una solución integral a todos los problemas de la península de Corea— elaborada por Rusia y China como una vía para asentar la paz en la región.

  • Corea del Norte sigue desarrollando su programa nuclear, lo que contribuye a aumentar las tensiones entre Washington y Pionyang, que realizó su sexta prueba nuclear el pasado 3 de septiembre y lanzó un misil balístico a mediados del mismo mes. Asimismo, EE.UU. y Corea del Sur han llevado varios ejercicios conjuntos en la península coreana.
  • EE.UU. y Corea del Norte se han cruzado una serie de amenazas en las que evocan el uso de la fuerza militar ante una posible agudización del conflicto. El intercambio de insultos entre los líderes de los dos países también forma parte de la retórica hostil.