“Brujos” vía web, tras las rejas

Mediante un trabajo coordinado entre el Ministerio Público y la Policía Nacional, a través de sus Unidades Especializadas Contra Delitos Informáticos, fueron aprehendidas cuatro personas, dos de nacionalidad argentina, sospechadas de pertenecer a una red de estafadores que operaba vía web en todo el mundo.

Esa fue la información divulgada este jueves por el Ministerio Publico.Se investiga, alude, la supuesta comisión de los hechos punibles de estafa por medios informáticos, extorsión y producción de documentos no auténticos.

Añade diciendo que los aprehendidos habrían obtenido el dominio de la página desde Paraguay, en la cual ofrecían a las víctimas servicios de “brujería” o “espirituales”. Los mismos, aparte de utilizar aparentemente documentos falsos, habrían involucrado imágenes de menores en el concurso de los mencionados hechos punibles. Según los datos, alrededor de 200 serían las víctimas en todo el mundo y de acuerdo al informe preliminar, $ 100.000 inicialmente es el perjuicio económico.

Dos de las personas fueron detenidos en la ciudad de Encarnación, Itapúa, tras allanamientos realizados en dos viviendas, en las cuales se incautaron dispositivos de almacenamientos que serán peritados por técnicos del Laboratorio Forense de la Fiscalía, apunta la información.

Da cuenta luego que de la causa están encargadas las agentes fiscales, Irma Llano y María del Carmen Palazón, ambas de la Unidad Especializada contra Delitos Informáticos de Asunción y Encarnación, respectivamente. Asimismo, tuvieron participación en el caso, agentes policiales del departamento de Delitos Informáticos a cargo del Jefe, Crio. Diosnel Alarcón. El operativo tuvo la cooperación internacional de la Fiscalía de Argentina y la asistencia de Estados Unidos que, mediante una agencia, reportó sobre los hechos que sucedía en la web.

Las autoridades informaron  sobre  operativo desplegado, el cual tuvo como resultado la detención de: Ariel Boiteux y su hermano menor de 15 años, ambos de nacionalidad argentina, además de los paraguayos; Roberto Gauto Valenzuela y Víctor Manuel Benítez Fleitas ya imputados por la supuesta comisión de los hechos punibles de estafa por medios informáticos y extorsión. Los extranjeros fueron procesados- además de estos dos delitos- por el hecho de producción de documentos no auténticos. En la causa, están con pedido de detención dos mujeres argentinas, consigna mas adelante el reporte oficial.

De acuerdo al avance de la pesquisa se pudo detectar que desde Paraguay y Argentina, los sospechosos operaban mediante internet. Tal es así, que el dominio del portal fue comprado en nuestro país como también se retiraban los giros de dinero de distintas localidades que eran materializados por ciudadanos argentinos. Este grupo delictivo ofrecía rituales a las potables víctimas, que debían pagar primeramente por el trabajo y luego filmar ciertas escenas con tinte sexual e íntimo. Las víctimas eran obligadas a abonar altas sumas de dinero, a cambio de la no difusión del material audiovisual, finaliza.