Inteligencia visual no es lo mismo que coeficiente intelectual

Un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Vanderbilt, sugiere que existe una amplia gama de diferencias en la capacidad visual de las personas y que éstas no están asociadas con la inteligencia general, o coeficiente intelectual (IQ).

TEKCRISPY.COM

La investigación muestra que el hecho de que alguien sea inteligente y esté bien motivado, no significa que pueda aprender las habilidades visuales necesarias para sobresalir en tareas como hacer coincidir las huellas dactilares, interpretar radiografías médicas, realizar un seguimiento de las aeronaves en las pantallas de radar o hacer una comparación forense de rostros.

En el pasado, la investigación en el reconocimiento de objetos visuales se ha enfocado principalmente en lo que las personas tienen en común; pero en este estudio, los investigadores se interesaron en saber cuánto varía la capacidad visual entre los individuos.

Para responder a esta interrogante, tuvieron que desarrollar una nueva prueba, que denominaron Prueba de Memoria de Objetos Nuevos (NOMT, por sus siglas en inglés), para medir la capacidad de las personas en identificar objetos desconocidos.

Inicialmente se encuestó a 100 personas para medir las opiniones públicas sobre las habilidades visuales. Encontraron que los encuestados generalmente consideran que las tareas visuales son bastante diferentes de otras tareas relacionadas con la inteligencia general.

También descubrieron que sienten que hay menos variación en las habilidades visuales de las personas que en las habilidades no visuales, como la capacidad verbal y la matemática.

Una de las principales dificultades para evaluar la capacidad de reconocimiento visual innato de los individuos fue la familiaridad. Cuanto más tiempo pase una persona aprendiendo sobre tipos específicos de objetos, como caras, automóviles o pájaros, mejor será su identificación.

Para superar este problema, los investigadores recurrieron el uso de nuevas criaturas generadas por computadora llamadas greebles, sheinbugs y ziggerinspara estudiar el reconocimiento visual.

La prueba básica consiste en estudiar seis criaturas objetivo, seguidas por una serie de imágenes que muestran las criaturas en grupos de tres. Cada conjunto contiene una criatura del grupo objetivo original, junto con dos criaturas desconocidas, en consecuencia, se le solicitó al participante que eligiera la criatura que le resultara familiar.

Analizando los resultados de más de 2000 sujetos, descubrieron que la capacidad de reconocer un tipo de criatura estaba bien predicha, por lo bien que los sujetos podían reconocer el otro tipo, aunque estos objetos eran visualmente bastante diferentes. Esto confirmó que la nueva prueba puede predecir la capacidad de aprender nuevas categorías.

Los especialistas también utilizaron el rendimiento en varias pruebas relacionadas con el IQ y determinaron que la capacidad visual medida en el NOMT, es distinta e independiente de la inteligencia general.

Aunque el estudio confirma la intuición popular de que la habilidad visual es diferente de la inteligencia general, descubrió que las variaciones individuales en la capacidad visual son mucho mayores de lo que la mayoría de la gente piensa.