Indumentarias iluminadas para tratar la ictericia neonatal

Muchos recién nacidos muestran síntomas de ictericia neonatal; especialmente los bebés prematuros están en riesgo y el 80% de ellos, desarrolla hiperbilirrubinemia. La ictericia neonatal, causada por valores elevados de bilirrubina total, se caracteriza por una coloración amarillenta de la piel, las membranas mucosas y la esclerótica.

TEKCRISPY.COM

En casos graves se requiere de transfusión de sangre; sin embargo, la opción de tratamiento más común es la fototerapia, la cual se realiza en incubadoras. Este proceso requiere que el bebé esté desnudo, con protección para los ojos, por largos períodos de tiempo debajo de una lámpara especial.
Enfocados en mejorar este procedimiento poco confortable, investigadores de los Laboratorios Federales Suizos de Ciencia y Tecnología de Materiales (EMPA) y del Laboratorio de Membranas Biomiméticas y Textiles, desarrollaron pijamas iluminados para bebés, que transforman el tratamiento de la ictericia neonatal, en una experiencia significativamente más agradable.

Los investigadores crearon una tela en cuyo tejido incorporaron fibras ópticamente conductoras. Los LED con batería, sirven como fuente para los hilos conductores de la luz. Junto con el hilo convencional, las fibras ópticas se tejen en un material satinado que distribuye el suministro de luz de manera uniforme por todo el tejido.

Las dimensiones de las fibras ópticas coinciden con las de los hilos normales; un diámetro de alrededor de 160 micras. El equipo de científicos determinó el ángulo apropiado en el cual los hilos deben doblarse durante el entrelazado, para que la luz azul permanezca en el rango de longitud de onda terapéutica, alrededor de 470 nanómetros.

El mejor resultado se logró en un proceso de tejido con un llamado enlace 6/6, que produce un paño satinado. Aquí, los hilos ópticos tienen particularmente pocos puntos de cruce con el hilo tradicional y se doblan de manera ideal para que la luz se emita uniformemente sobre la piel del bebé.

Con telas fotónicas tejidas de esta manera se puede confeccionar un mameluco o un saco de dormir, para que el pequeño paciente esté vestido, y pueda ser cargado y alimentado por su madre cómodamente. Debido a que los pijamas sólo irradian luz hacia adentro, sobre la piel del bebé, ya no es necesario que el recién nacido use una molesta máscara protectora. A diferencia de la incubadora, donde la luz de tratamiento brilla en la cara del niño, la radiación de onda corta de la tela iluminada, no llega a los ojos sensibles del bebé.

Maike Quandt, líder del equipo que logró desarrollar el innovador material expresa: “Las telas iluminadas son adecuadas para el uso diario. Los tejidos fotónicos son lavables y bien tolerados por la piel; además, el tejido de satén es liso y ofrece la misma comodidad de uso de un traje de bebé típico.”