Tratamiento para calvicie regenera tejido dañado

Es probable que una de las afecciones más frecuentes y de mayor impacto estético sea cosa del pasado. Científicos de la Universidad Yonsei en Corea del Sur, han desarrollado un tratamiento para curar la calvicie, el cual ha demostrado que no sólo previene la caída del cabello, sino que promueve el crecimiento de nuevos folículos en ratones sin pelo.

TEKCRISPY.COM

El equipo de investigadores descubrió una proteína responsable de la pérdida de cabello en la alopecia androgenética, también conocida como calvicie de patrón, el tipo más común de pérdida de cabello en hombres y mujeres.

La piedra angular del tratamiento es un nuevo agente bioquímico que ha sido llamado PTD-DMB. Los investigadores encontraron que el cabello perdido que no vuelve a crecer, es consecuencia de la interacción entre dos proteínas diferentes que se encuentran en el cuero cabelludo. Una se llama CXXC5, que al unirse con la otra proteína, impide la regeneración de los folículos capilares. PTD-DMB impide que las dos proteínas se unan y, por lo tanto, promueve el crecimiento del cabello nuevo.

En los experimentos realizados, se aplicó el agente PTD-DMB a la piel desnuda de los ratones durante un período de 28 días; los investigadores encontraron que el tratamiento condujo al crecimiento de nuevos folículos capilares. Cuando el PTD-DMB se le combinó con ácido valpróico, comúnmente usado para tratar epilepsia, trastorno bipolar y migrañas, se observó un incremento significativo en la rapidez del crecimiento del cabello nuevo.

El Dr. Choi Kang-Yell, del Departamento de Biotecnología de la UY y autor principal del estudio, comenta: “Hemos encontrado una proteína que controla el crecimiento del cabello y esa fue la base para desarrollar una nueva sustancia que promueve la regeneración del cabello, mediante el control de la función de la proteína. Esperamos que la nueva sustancia contribuya a la creación de un medicamento que no sólo trate la caída del cabello, sino que también regenere los tejidos dañados de la piel.

Aunque los resultados obtenidos en el estudio son muy promisorios, los investigadores señalan que puede pasar un tiempo hasta que el tratamiento esté disponible. Con frecuencia, los nuevos tratamientos tardan en desarrollarse, sobre todo porque tienen que pasar por ensayos clínicos para determinar su seguridad y, como es sabido, utilizar modelos de ratón para estudiar la respuesta que puede tener el tratamiento en los humanos, no siempre funciona.

Sin embargo, la investigación del equipo avanza rápidamente. Actualmente están probando la nueva sustancia en animales, a fin de determinar si su uso puede provocar efectos secundarios adversos, antes de proceder a realizar pruebas en humanos.