Nuevo método para la regeneración de tejidos

Contabilizando sólo los casos de osteoporosis, a nivel global se registran casi 9 millones de fracturas óseas, lo cual implica una carga médica y socioeconómica importante.

TEKCRISPY.COM

A pesar de la capacidad regenerativa natural que poseen los huesos, hay casos donde la curación se ve afectada y se vuelve esencial la intervención clínica.

En la actualidad, los enfoques estándar utilizados para estimular o aumentar la regeneración ósea, aunque han mostrado resultados positivos, sufren de limitaciones significativas. Pero un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Birmingham, ha encontrado una manera de imitar el proceso de curación natural de nuestro cuerpo, usando partículas nanoclasificadas para reparar el tejido dañado.

El método aprovecha el proceso de cicatrización natural del cuerpo para dirigir la regeneración celular, usando partículas llamadas vesículas extracelulares, estimulándolas a regenerarse más eficazmente y de este modo facilitar la regeneración tisular.

El equipo de investigación, cree que los hallazgos marcan el primer paso en una nueva dirección para la regeneración de tejidos, el cual cuenta con el potencial de ayudar a reparar los huesos, los dientes y el cartílago.

Esta novedosa solución, ofrece todas las ventajas de las terapias basadas en células, pero sin utilizar células viables, aprovechando la capacidad regenerativa de partículas nanométricas que se generan naturalmente durante la formación ósea.

El equipo de investigadores ha demostrado in vitro, que si las vesículas extracelulares se aplican en combinación con un fosfato simple, se obtienen resultados que superan ampliamente los obtenidos con la técnica BMP-2, considerada como la más eficiente en la actualidad.

La Dra. Sophie Cox, de la Escuela de Ingeniería Química de la Universidad de Birmingham y coautora del estudio, explica: “Aunque nunca podamos imitar completamente la complejidad de las vesículas producidas por las células, este estudio ofrece una nueva vía que aprovecha los procesos naturales de desarrollo, a fin de facilitar la reparación de tejidos duros.”

El nuevo proceso comienza con la estimulación de las células para producir naturalmente nanopartículas llamadas vesículas. De acuerdo con coautor del estudio, el Dr. Owen Davies, el nuevo proceso cuenta con el potencial para transformar la manera en que se trata la reparación de tejidos, y básicamente, lo que hace es capturar esas vesículas, purificarlas y luego utilizarlas como una herramienta regenerativa.

Aunque la terapia se encuentra en sus primeras etapas, se requiere de una considerable cantidad de tiempo antes de que los investigadores sean capaces de demostrar su eficacia en seres humanos, para luego pasar el proceso regulador antes de que pueda ser administrado ampliamente.