Un tránsito de “locos”..

Un desorden generalizado es lo que caracteriza al tránsito esteño por el que reclaman un mayor control y la optimización de sus servicios al personal comunal afectado a estas tareas.

Los embotellamientos se encuentran a la orden del día y, los agentes, antes que buscar un servicio eficiente, son los primeros en trabar la normal circulación vehicular, “buscando propinas”, lo cual había sido denunciado días atrás por un medio televisivo brasileño.

Los embotellamientos se observan, justamente, donde están apostados los “agentes de transito”, tales como en las rotondas ubicadas en la intersecciones de la Ruta VII, con la Avenida Perú, Km 3, Km. 10, Avenida Pioneros del Este, Carlos Antonio López, Luis María Argaña; Avenida San José y Supercarretera de Itaipú (Rotonda del Area Uno), entre otros puntos. (Fotos: Asunción Caballero)