21.7 C
Ciudad del Este , Py
lunes, enero 22, 2018
La autopsia no reveló la causa del fallecimiento

La autopsia no reveló la causa del fallecimiento

Abraham Fehr tenía 36 años y fue hecho prisionero en agosto de 2015. Por su rescate el Ejército del Pueblo Paraguayo pidió medio millón de dólares, pero el padre de la víctima dijo que no tenía esa suma. La autopsia no reveló la causa del fallecimiento, según publica infobae.com.

El feretro del secuestrado Abraham Fehr es cargado por trabajadores en la morgue judicial de Asunción (EFE/Andrés Cristaldo)

El feretro del secuestrado Abraham Fehr es cargado por trabajadores en la morgue judicial de Asunción (EFE/Andrés Cristaldo)

El cadáver hallado en una tumba del norte de Paraguay pertenece a un agricultor mexicano secuestrado con fines extorsivos en 2015 por la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo, dijeron el viernes las autoridades.

“Podemos confirmar desde el punto de vista científico que entre el 80 y el 90% de los restos óseos pertenecen a la persona que fue plagiada”, informó en conferencia de prensa el médico forense Pablo Lemir.

Agregó que no se pudo llegar a un 100% de exactitud “porque desaparecieron órganos vitales” que pudieron haberles brindado información científica. “Esto significa que el cuerpo fue enterrado hace cerca de dos años”, expresó.

El cadáver estaba en una granja de Tacuatí, al norte de Paraguay

Abraham Fehr, de 36 años y miembro de una colonia menonita, fue secuestrado el 8 de agosto de 2015. La guerrilla solicitó entonces un rescate de 500.000 dólares, pero el padre de la víctima, del mismo nombre, sostuvo que no poseían esa suma de dinero.

Lemir indicó que no hubo forma de determinar la causa del fallecimiento, aunque aseguró que “no murió por disparos de armas de fuego ni por efecto de arma blanca”. Expresó, además: “No encontré rastros de ataduras ni de torturas físicas”.

El cadáver se encontraba en el interior de una tumba hallada la víspera en una hacienda a unos 400 kilómetros al norte de Asunción, en el departamento de Concepción. Un peón del establecimiento había encontrado un panfleto del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) con un mapa que indicaba dónde estaba la fosa.

Empleados y policía carga los restos de Fehr a una camioneta (AP Photo/Jorge Saenz)

Empleados y policía carga los restos de Fehr a una camioneta (AP Photo/Jorge Saenz)

Otros secuestrados

El fiscal antisecuestro Joel Cazal comentó: “Continuaremos con la tarea de búsqueda de los criminales que tienen en su poder a otros secuestrados”, como un policía, un hacendado de 68 años y dos jóvenes menonitas de la misma colonia en la que vivía Fehr.

“El área de los criminales incluye los departamentos de San Pedro y Concepción, muy extensos; eso hace que tengamos dificultades para ubicar el sitio del cautiverio”, añadió.

El analista político Alfredo Boccia declaró a The Associated Press“La muerte de un plagiado en poder de la guerrilla ocurre por primera vez. Es un hecho desmoralizante para su familia, la sociedad y el propio Gobierno”.

Agregó que “a pesar de este trágico momento no hay indicios de que el Gobierno realice cambios radicales en su lucha contra el grupo rebelde, simplemente porque sus fuerzas de seguridad no saben en dónde buscar a los guerrilleros”.

El EPP es señalado por las autoridades como responsable del asesinato de 21 militares, 13 policías y 27 civiles desde 2008.

En febrero de 2017, el grupo liberó a Franz Wiebe, después de que su familia —también menonita— repartiera alimentos en dos comunidades, según la exigencia de la guerrilla.

Wiebe había sido secuestrado en julio de 2015, y durante enero de 2017 se habían difundido pruebas de vida, tales como el siguiente video, en el que fue forzado a leer las exigencias de los guerrilleros para liberarlo.

(Con información de AP)
A %d blogueros les gusta esto: